Tendencias de negocios ganaderos

En los últimos años el precio y el negocio de la Carne bovina han presentado buenas perspectivas para los ganaderos de la zona central de Chile. Específicamente en el segmento de Engordas o Feedlots, que son sistemas productivos de Bovinos de Carne donde se acorralan o estabulan los animales y se les entrega el alimento en comederos sin que ellos deban pastorear para alimentarse. Todo esto bajo el concepto de que la ganancia de peso versus el costo de la alimentación entregue un diferencial positivo. Sumado a ello, mejora la rentabilidad el diferencial de valor del kilo en distintas épocas del año o el arriendo de animales para rodeos. Los animales ingresan a este sistema con un peso entre 300 y 350 kilos dependiendo del sistema de cada predio. Las densidades de los animales pueden ser muy altas y varían desde 10 metros cuadrados por animal hasta 40 metros cuadrados por animal, dependiendo ello de su infraestructura y tipo de piso.

Las condiciones climáticas y la cercanía del abastecimiento de algunos subproductos hace de la engorda una posibilidad de negocio para el sector ganadero de las regiones Metropolitana, de Valparaíso y de OHiggins. Con pluviometrías cercanas a los 300 mm anuales y unas estaciones muy marcadas donde en primavera y verano hay altas temperaturas y prácticamente ausencia de lluvias el engordero encuentra con poca inversión una posibilidad de ocupar sus predios y obtener un negocio que si bien el margen es estrecho el volumen de animales engordados entrega una opción a los conocedores de animales rumiantes.

Recordemos que los bovinos son herbívoros con 4 compartimientos digestivos (rumen, retículo, omaso y abomaso). El compartimiento ruminal basado en una simbiosis con bacterias, protozoos y hongos que pueden aprovechar la energía desde forrajes y transformar proteína microbiana a partir de nitrógeno no proteico (NNP), entrega una posibilidad de utilizar ciertos subproductos. Famoso es el uso de la cama de broiler como fuente de NNP en ganado de carne, pero hay que enfatizar que este uso de NNP por microorganismos se ve limitado por la energía aportada para la vida de la gran cantidad de microorganismos, además el bovino también requiere “proteína verdadera” para cubrir sus requerimientos. La energía disponible rápidamente en rumen son los carbohidratos, donde los granos con sobre 70% de almidón entregan una excelente fuente energética. Los granos en general deben ser molidos para mejorar el aprovechamiento en rumen.

Otros subproductos, como las Pomasas de tomate, manzana, pera o durazno proporcionan fructuosa que son incluso más rápidamente fermentecibles que el maíz u otros granos con almidón. También son alternativas válidas los derivados de panaderías o de otras industrias de alimentación humana , pero toda entrega de estos productos debe ser realizada en la proporción y forma adecuada. Los productos metabólicos de los microorganismos llamados ácidos grasos volátiles (propionico, butírico y acético) son aprovechados por el rumiante como fuente energética y ello caracteriza la obtención de energía por medio de la Digestión fermentativa. Dentro de los requerimientos de los rumiantes se encuentra la fibra, ya sea como FC o fibra neutro detergente (FDN). En general debe ser una ración balanceada según los requerimientos del animal establecidos por instituciones que estiman estos valores (ej: NRC). Se deben cubrir los requerimientos de Materia seca, proteína, energía, FDN o FC, Minerales, Vitaminas ADE y Agua para los distintos estados del animal. El peso final depende de la raza, donde las razas británicas (Hereford y Angus) con un peso cercano a los 470 kilos, alcanza su peso final; en el caso de la continental europeas (Charolais, Simmental o Limousin) este peso es sobre los 520 kilos. Pero siempre lo mejor es trabajar con híbridos (cruzas de razas) y obtener el beneficio genético llamado Vigor hibrido y mejorar la eficiencia de conversión alimenticia (ECA).

En relación a los Sistemas productivos que se pueden implementar durante fines del mes de agosto hasta noviembre y en zonas de secanos costeros, podemos aprovechar la pradera de falaris y tréboles subterráneos, pastoreando con una alta carga animal y utilizando franjas reguladas por cerco eléctrico, con lo que tendremos una ración diaria muy barata y una aceptable ganancia. Posterior a ello, en secano y en meses de diciembre en adelante, debemos acorralar y mantener el sistema intensivo con alimentación llevada a los corrales y en comederos. En este sistema productivo es bueno ensilar o henificar parte de la pradera y luego mezclar con los otros recursos y subproductos de la zona central .En sectores de riego esto se puede alargar, pero utilizar tierras de riego con este negocio no se justifica al hacerlo de manera extensiva. Sí podemos aumentar el número de animales al optar por cultivos como maíz o avena.

Si lo hacemos en terrenos con riego, lo más recomendable es realizar cultivo de maíz para silo y obtener rendimientos por sobre las 70 toneladas de materia verde por hectárea. Asimismo, entregar la alimentación en corrales, donde los animales están con una alta densidad: a ello lo llamamos feedlots o engorda a corral. El uso del silo de maíz nos entrega la base del recurso forrajero e incluso nos permite una segunda siembra con avena sola, mezclada con vicia u otra alternativa. El resto de los requerimientos se completa con guano o cama de broiler, maíz molido, harinilla de trigo, pomasas, subproductos de panadería, henos y sales minerales en conjunto con vitaminas.

La ganancia diaria de peso depende de muchos factores, como densidad de los animales según tipo de piso, pendiente del terreno, presencia de barro, raza, manejos en general, pero muy relevante es la alimentación. En general en feedlots o animales estabulados se aspira a ganancias sobre el kilo de peso cubriendo requerimientos dependientes del peso, raza, condiciones climáticas e infraestructura. Para ello los asesores nutricionales disponen de programas computacionales que matemáticamente, estiman las cantidades diarias de cada uno de los insumos.

El tema sanitario se basa en la prevención de las enfermedades más comunes en ganado de carne. La recomendación es la vacunación contra las enfermedades Clostridiales, junto a las enfermedades relacionadas con problemas respiratorios, por transporte prolongado o simplemente por contagio. En el mercado hay vacunas que previenen contra ambas cosas, ya sea en una sola vacuna o por separado. Dependiendo del origen de los animales, también deben desparasitarse: si es secano, en general sólo es necesario hacerlo contra parásitos gastrointestinales y pulmonares; pero si hay sospecha de fasciola hepática (pirihuin) también se debe realizar este manejo. Aconsejable es realizar un examen coprológico y determinar la gravedad de la infestación parasitaria. Si se presenta queratoconjuntivitis (enfermedad ocular) es posible que sea infección por Moraxella bovis y se puede tratar con antibióticos oculares o en spray; y si la engorda tiene razas con “cara blanca” como el Hereford o cruzas y los animales afectados son muchos conviene vacunar también para prevenir esta enfermedad.

Como mejoras tecnológicas, se puede instaurar un sistema con uso de anabólicos, que generalmente es acetato de trembolona con 17 beta estradiol en novillos . Esto requiere el uso de receta especial con control de saldo y aplicación inyectable especializada. También en la ración se puede incorporar el uso de levaduras “vivas” y otros aditivos con positivos resultados. Importante es el uso de Carro forrajero que entrega una mezcla de la ración disminuyendo sustancialmente la prevalencia de problemas digestivos.
El éxito de la engorda está basado en una correcta alimentación, vacunación a todo el ganado, buena genética y por supuesto en la pericia del dueño o administrador para comprar insumos con precios bajos.
Nunca olvidar que los bovinos son Herbívoros y por lo tanto no deben dejar de recibir en su ración la cantidad adecuada y necesaria de forrajes para un correcto funcionamiento ruminal.

Carlos Díaz Boudon
Jefe de Sucursal CALS Melipilla
Médico Veterinario. Universidad de Chile
Magister en Ciencias, Mención Producción Animal. Universidad Austral
Diplomado en Producción Animal. Universidad Austral

 

<< ARTICULOS TÉCNICOS